ConsejosSaludalergía

Como cada año por estas fechas los episodios de alergias en adultos y niños se desencadenan con fuerza. Los síntomas de la alergia primaveral empiezan a hacer acto de presencia. A medida que la estación vaya avanzando aumentarán los niveles de alergia en una población cada vez más sensible a esta.

 

Qué es la alergia primaveral y cómo saber si la padeces

Se denomina así a una reacción exacerbada del sistema inmunitario que se da en esta época del año como consecuencia de la floración de distintos tipos de plantas cuyo polen es el desencadenante de alergias y reacciones adversas en el organismo de quienes la padecen.

Para saber si la padeces es importante que si sufres síntomas de la alergia primaveral acudas a tu médico de familia. Tienes que informarle sobre lo que te ocurre para que te derive al alergólogo. Así,  este decidirá si debes someterte a pruebas alergia que determinen qué alérgenos desencadenan tus síntomas y si es recomendable la vacuna alergia para ti.

 

Principales síntomas de la alergia primaveral

  • Conjuntivitis o alergia en los ojos. Esta suele mostrarse en forma de ojos enrojecidos, llorosos, picazón o escozor de ojos y otro tipo de molestias en los mismos así como profusión de legañas densas.
  • Picor en nariz, garganta y paladar que se incrementa al aire libre o en ambientes expuestos en el que se concentran uno o varios tipos de polen.
  • Congestión nasal que puede o no estar relacionada con la profusión de secreciones mucosas y el goteo de nariz.
  • Estornudos reiterados o en cadena.
  • Dificultad para respirar, tos e incluso pitidos al respirar.
  • Rinitis (inflamación de las fosas nasales).
  • Sensación de ahogo y falta de aire sin motivo aparente para ello.
  • Enrojecimiento en la piel con o sin picores y escozor en la misma.

 

Remedios para los síntomas alergia primaveral

La alergia primaveral no tiene cura pero si se puede actuar directamente sobre los sintomas alergia primaveral para atajarlos o minimizarlos. Los remedios caseros para la alergia pueden ser relativamente efectivos para calmar algunos síntomas. Por ejemplo:

  • Aplicar sobre los ojos varias veces al día compresas frías de infusiones de manzanilla. También melisa para calmar las molestias en los mismos.
  • Utilizar agua de mar para ayudar a eliminar la mucosidad de la nariz. Actualmente existen productos de parafarmacia a base de agua de mar específicos para este fin.
  • Aumentar el consumo de productos probióticos para mejorar el estado de salud general del organismo y llegar a esta época del año con un sistema inmunitario fuerte y un organismo sano, de modo que la fortaleza de este sea mayor  y presente menos síntomas alergia primaveral o estos más suavizados.

En cualquier caso si padeces los síntomas de la alergia primaveral es recomendable que visites a tu médico de familia o al especialista que trate tus episodios alérgicos.  Él determinará si considera adecuado prescribirte o no el uso de medicamentos que alivien tus síntomas alergia primaveral y cuáles son los adecuados para ti.

 

Medidas para evitar síntomas alergia primaveral

Existen algunas medidas que te ayudarán a evitar o a minimizar la aparición de síntomas de la alergia primaveral.

  • Mantén las ventanas cerradas por la noche para evitar la introducción de partículas de polen en casa.
  • Evita pasear por el campo o parques durante la época de polinización de las especies que hayan dado positivo en tus pruebas alergia.
  • No tiendas la ropa mojada al aire libre. Sécala en un tendedero en casa o en una secadora eléctrica. Especialmente la ropa de cama.
  • No cortes el césped durante la época de polinización. Si no puedes evitar hacerlo protégete con guantes, mascarilla y gafas de buceo.
  • Viaja en coche con las ventanillas cerradas y filtro de polen instalado.