MedicinaPediatría

¿Has estudiado Medicina y tu pasión es el cuidado de la salud de los bebés y niños? Las oposiciones de Pediatría son tu mejor opción profesional. Por un lado, te realizarás personal y profesionalmente. Por otro, estarás brindando una atención especializada.

 

Qué es un pediatra

El médico especializado en el cuidado de la salud de toda la etapa infantil y adolescente es el pediatra. Pero para ello, tras estudiar Medicina, debes realizar la oposición del MIR y formarte como pediatra. De esta forma, se logra la capacitación para poder atender la salud en esta etapa de desarrollo. Los pediatras pueden trabajar tanto en Atención Primaria como en Hospitales. Pero en ambos casos, al presentarte a las oposiciones de pediatra podrás optar a la que más te interese.

Lo que hace un pediatra: estudiar para pediatra

Si un médico estudia Pediatría estará capacitado para:

– Atender la salud de los niños desde su nacimiento.

– Realizar las revisiones de su salud, incluidas las vacunas.

– Brindar apoyo y conocimientos, así como consejos a los padres sobre el desarrollo y crecimiento de sus hijos.

– Atender las lesiones y enfermedades puntuales de los niños.

Tras aprobar la prueba para pediatra, podrás trabajar como especialista tanto en Atención Primaria como en Hospital. Es lo que se llaman los años de residencia MIR, que suele durar cuatro años. Y tras esta formación en la que estudias y ejerces funciones médicas cobrando un sueldo, podrás:

 Opositar para una plaza definitiva cuando se convoquen plazas en Hospitales o centros de Atención Primaria. Son concursos que debes preparar ante la convocatoria de plazas vacantes por organismos oficiales. Estas son ofertadas por los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas.

– Optar por la vía del trabajo en hospitales privados.

– Trabajar en la red privada asistencial, estableciendo una consulta privada de Pediatría.

 

Oposición de Pediatra: el examen

Las oposiciones que convocan las diferentes Comunidades Autónomas para cubrir las plazas vacantes constan de:

– Fase de oposición: cien preguntas de tipo test, más diez de reserva. Además, deberás resolver dos supuestos prácticos. Tienes 180 minutos para resolver el examen.

– Estas oposiciones tienen temario y este aparece en las bases de las convocatorias.

Fase de concurso: se bareman por el tribunal los méritos académicos y profesionales. Tendrás unos quince días para aportarlos. Te recomendamos tenerlo todo siempre preparado.

– Podrás presentarte a diferentes oposiciones, siempre que cumplas todos los requisitos. Para las de pediatra deberás tener el título de especialista en Pediatría a través del MIR.

 

La necesidad existente en España de pediatras

En nuestro país existe una gran necesidad de pediatras. Y es que, en muchas ocasiones, los médicos de familia tienen que cubrir esas plazas. Por tanto, estudiar Pediatría es una salida laboral, sobre todo, si te gusta la profesión. Otra razón más para presentarte.

 

¿Cómo es una oposición MIR?

El examen MIR es lo que debes prepararte en cuanto termines Medicina. Más bien, a partir del sexto año de la carrera de médico. Porque es muy importante aprobarlo con una nota que te permita seleccionar la especialidad que quieres. En este caso, Pediatría, pero la prueba es general para todos los que se presentan. Por ello, te recomendamos que te prepares a conciencia y metódicamente en un curso diseñado para tal fin.

 

El Médico Interno Residente o MIR

Se le llama así, MIR,  al examen que se realiza para optar a la especialización. Entre otras cosas, aprobar este examen te da la oportunidad de:

– Optar a una altísima formación durante cuatro años.

– Adquirir el título de especialista en la opción que desees: Pediatría.

– Obtener un sueldo durante la formación.

– Obtener la supervisión de profesionales y especialistas tanto en hospitales como en centros de salud.

– Obtener un título que es reconocido en toda Europa.

 

¿Cómo es el examen MIR?

Este examen es de tipo test y consta de un total de 225 preguntas, además de diez preguntas de reserva. Algunas de las preguntas pueden llevar imagen, habitualmente unas 30.

¿Cuándo se realiza este examen?

Se realiza una vez al año, es decir, cada año te puedes presentar. Habitualmente, el examen se realiza en enero o febrero, y es en todo el territorio nacional.

¿Cómo es la calificación final del MIR?

La puntuación final se hace contando con un 90 % de la puntuación de tu examen. A eso hay que añadir un 10 % de tu expediente académico.

Como ves las oposiciones para Pediatría son una opción más que interesante. Especialmente, si lo que te interesa es la atención a la salud infantil. Por este motivo, debes prepararlas a conciencia y en una academia profesionalizada. Estudiar para pediatra es vocacional, pero hay salidas profesionales y merece la pena intentarlo. Prepara tus oposiciones para Pediatra. ¡Te merecerá la pena!