ConsejosMedicinaSaludprotector gástrico

Existen muchas dudas a nivel popular sobre qué es un protector gástrico y para qué sirve. La confusión de la función de estos y otros medicamentos para el estómago es habitual. Recurrir a un protector estómago cuando se requiere otra solución no es bueno. Tampoco es saludable ni tiene efectividad  utilizar medicamentos para otro fin cuando lo que se necesita es un protector gástrico. Por ello vamos a solucionar las dudas más habituales en torno a un protector gástrico.

 

¿Qué es un protector gástrico?

Un protector gástrico es un medicamento que se utiliza para evitar los problemas de salud y las molestias que causan los ácidos del estómago. Existen distintos tipos de medicamentos antiácidos y protectores, con particularidades que los diferencian entre sí.

Aunque coloquialmente se denomine protector gástrico natural a un producto como la sal de frutas o el bicarbonato, la realidad es que no lo es. Y no es un protector de estómago natural porque no protege de la acción de los ácidos. Solamente neutralizan los ácidos que tienen lugar tras comer, durante la digestión.

Un protector gástrico eficaz es aquel que protege tanto de los ácidos propios de la digestión como del ácido por reflujo. Y, además, protege al estómago en otras circunstancias. Por ejemplo, cuando se toman medicamentos agresivos que pueden dañar a este.

 

Qué es omeprazol y por qué su uso es tan polémico

El Omeprazol es un nombre comercial de un medicamento antiácido. Su función es inhibir una estructura localizada a nivel gástrico. Esta está encargada de introducir los iones ácidos en el estómago necesarios para la digestión de los alimentos. Al bloquear esta estructura conocida como bomba de protones el ácido no se forma.

La polémica viene dada principalmente por el mal uso de este fármaco que se utiliza como antiácido digestivo. Es decir, un elevado número de personas con problemas de digestiones ácidas y pesadas se automedica utilizando este no como protector gástrico. Lo toman tras la comida, de modo que solamente evitan los ácidos que tienen lugar tras esta pero no inhibe los que ya se han formado durante la misma.

El Omeprazol bien utilizado es un eficaz protector gástrico. Mal utilizado puede llegar a causar daños derivados de este mal uso. Carece de todo sentido. Más aún cuando en el mercado existen alternativas al Omeprazol que realmente sí son eficaces para su toma tras las comidas.

En el mercado hay una amplia gama de productos farmacológicos específicos para evitar la acidez que tiene lugar durante la digestión. Por ejemplo, en el caso del bicarbonato o las sales de magnesio y aluminio.

 

Cómo saber si necesitas un protector gástrico o un antiácido para la digestión

Si sufres molestias y acidez estomacal, no des más vueltas. Lo mejor que puedes hacer para conocer si necesitas un protector gástrico o un antiácido para la digestión es consultar a tu médico. La automedicación es algo que se debe evitar siempre y que puede llegar a ser muy peligroso.

El médico te hará las preguntas y, si corresponde, las pruebas necesarias para conocer si necesitas un protector gástrico u otro tipo de tratamiento para dar solución a tus problemas de acidez.

 

Cómo combatir la acidez del estómago de forma natural

Si tienes problemas de acidez, antes de pensar en tomar un protector gástrico piensa en cómo reducir la acidez de forma natural:

  • Incluye en tu dieta habitual alimentos que contengan enzima vivas.  Frutas, verduras, frutos secos y semillas son algunos de ellos.
  • Evita  el consumo excesivo de grasas, alcohol y bebidas gaseosas.
  • Destierra de tu dieta azúcar y la bollería procesada pues provocan un desequilibrio en el balance bacteriano del estómago y en el tracto intestinal.