ConsejosSaludmetabolismobasal

El metabolismo basal y la edad metabólica permiten medir parámetros generales de salud de la persona. Del metabolismo basal depende, en gran medida, la facilidad para adelgazar. Influir sobre ella contribuye a tener una mejor salud y una edad fisiológica más joven que la edad cronológica.

 

Qué es metabolismo basal  y cómo se calcula

El metabolismo basal es un proceso propio del organismo mediante el cual los alimentos se transforman en energía necesaria para el óptimo funcionamiento de las necesidades vitales. Calcular la tasa metabólica basal sirve para conocer el gasto de energía que hace el organismo en reposo total.

Cómo calcular tu metabolismo basal

El metabolismo basal diario de una persona (las calorías que consume su cuerpo en reposo) se puede calcular mediante las ecuaciones de Harris Benedict:

Hombre:  66,4730 + ((13,751 x masa kg) + (5,0033 x estatura cm) – (6,75 x edad años))

Mujer: 655,1 + ((9,463 x masa kg) + (1,8 x estatura cm) – (4,6756 x edad años))

Qué es la edad metabólica

Se denomina edad metabólica no al tiempo que hemos vivido, sino a la edad que nuestro organismo refleja a nivel fisiológico. De aspectos como los hábitos de vida, las enfermedades sufridas y otros depende cuál es la edad metabólica de una persona.  Esta se compara con la tasa metabólica basal individual frente a la tasa metabólica basal promedio por edad para conocer si la edad fisiológica de la persona es más joven o más vieja de su edad cronológica.

No se trata de medir el peso para la edad de una persona, si no la edad que refleja el organismo de una persona frente a la media de personas de esas edad cronológica.

Lógicamente una edad metabólica más joven de la que le corresponde de media indica un mejor estado de salud global.

Cómo calcular la edad metabólica

En centros especializados un médico puede calcular, mediante la realización de unas pruebas específicas, cuál es tu edad metabólica.

 

Cómo aumentar el metabolismo basal y reducir la edad metabólica

Tener un peso adecuado según la edad es clave para un buen estado de salud general. Aumentar el metabolismo basal gracias a unos hábitos de vida saludables te permite influir en la edad metabólica. Gracias a ello puedes mantenerte en un peso adecuado para tu edad. Así podrás disfrutar de un organismo joven durante más tiempo.

Entrenar para aumentar la masa muscular

Un cuerpo musculado quema más calorías en reposo que un cuerpo flácido o con exceso de tejido adiposo. Esto quiere decir que incluso cuando no se mueve el organismo está quemando más calorías. Dos personas con un mismo peso, sexo y edad, no queman las mismas grasas si una está musculada y la otra no. La persona más musculada puede comer más y quemar las mismas calorías que la otra.

Entrenar para desarrollar la musculatura equilibrada del cuerpo contribuye a un metabolismo basal más rápido.

Seguir una dieta equilibrada diseñada para acelerar el metabolismo basal

Un profesional en nutrición puede ayudarte diseñando una dieta saludable y equilibrada orientada a mejorar tu metabolismo basal. Si entrenas para muscular la dieta te ayudará a ello. Siempre que sea pobre en grasas y rica en proteínas. Al menos que dichas grasas sean saludables. Ello contribuirá a la consecución de un cuerpo más musculado y, a medio y largo plazo, a un metabolismo basal más rápido.

Vivir sin estrés

El adecuado descanso y un sueño de calidad tienen una gran influencia sobre el metabolismo basal. Es un mito creer que los nervios y el estrés queman calorías. Dormir poco y descansar mal genera un mal funcionamiento del metabolismo basal que implica una menor quema calórica y el aumento de peso en la persona.