AMIRmesa de estudio con un ordenador marcando la hora

Cuando te preparas el MIR lo haces a conciencia. Son muchas horas las que le dedicas a estudiar este examen y no puedes permitirte fallar. A veces los aspectos más insignificantes pueden dar al traste con tanto trabajo. Pero de la experiencia nace el conocimiento. Las oposiciones de medicina son duras pero con determinación, trabajo y los siguientes consejos lo vas a lograr.

 

Los errores al preparar el MIR

El día del examen existe un componente de azar que no se debe despreciar. Puedes haber preparado muy bien el examen pero también pueden ocurrir miles de imprevistos. Un consejo: prepárate psicológicamente para imprevistos de última hora.

Sin embargo, lo verdaderamente importante es el periodo previo de preparación. Estos son los errores más habituales que no debes cometer.

El error de no tomarse en serio el último curso de la carrera

Si todavía estás estudiando la carrera no te dejes engañar. Has de estudiar a tope porque no es un curso relax. El MIR empieza en sexto.

– Dedica tiempo a estudiar teoría de asignaturas importantes como endocrinología o cardiología.

– Comienza a realizar esquemas y resúmenes para tenerlos preparados desde sexto. Es una 1ª vuelta necesaria. Avanza trabajo.

– Dado que sexto es eminentemente un curso práctico, ponte unas horas diarias de estudio para estos resúmenes y esquemas.

– Selecciona los temas más importantes durante este curso. Comienza con un estudio en profundidad.

 

Los errores de percepción

Lo que pienses sobre ti mismo influye en tu conducta.

El error de confiar en tu suerte

Nunca creas que el MIR será más fácil que los simulacros. Incluso aunque te lo digan en la academia. Si sacas un resultado mediocre o no satisfactorio en los simulacros debes estudiar más y mejor. La eficiencia es importante.

Habitualmente el porcentaje que sacas en los simulacros es el que sacarás en el MIR. No te fíes, trabaja para mejorar tus resultados.

El error de no cuidar tu salud y forma física y mental

Estudiar no significa tener una vida sedentaria. Hacer deporte, moverse, salir a andar o pasear, es necesario si preparas oposición MIR. Vas a estudiar una media de 8 horas al día para poder preparar el MIR, pero si dejas de cuidar tu salud vas a llegar en malas condiciones al examen.

Y esto conecta con el siguiente punto: el error de no cumplir horarios. Debes cumplir tu planificación y dentro de ella debe estar el cuidado personal. Haz deporte a diario. Descansa ocho horas y despeja tu mente.

 

El trabajo diario como base de tu éxito

Trabaja ordenadamente, sin excesos.

El error de no cumplir horarios

Si no descansas, llegarás a la 4ª vuelta agotado. No es adecuado pasarse de horarios porque te dé la sensación de falta de tiempo.

Tampoco lo es no llegar por ser demasiado confiado. Los horarios son la base del éxito porque cumples objetivos y metas de estudio, y dejas tiempo para desconectar. Un cerebro saturado no rinde, eso es así.

El error de no estudiar todos los temas

Si no llegas a todo, debes tocar esos temas a los que no vas a dar un estudio profundo un repaso con los conceptos clave y básicos. Porque esto puede marcar la diferencia el día del examen.

Ten en cuenta que son puntos que perderás tontamente por no estudiar los conceptos básicos de temas sencillos. En el examen suelen salir preguntas menos complejas justamente de estos temas menos importantes.

El error de hacer resúmenes muy amplios

Un resumen largo no es un resumen. Tus resúmenes deben estar esquematizados, deben tener colores, reglas nemotécnicas, información básica del tema. Ten en cuenta que los detalles más insignificantes los vas a recordar haciendo los exámenes de prueba.

El error de dar más importancia a las netas

Al principio es mejor que te plantees mejorar el resultado en las netas para el final de la 2ª vuelta. Intenta mantenerlo y mejorarlo claramente en la tercera y cuarta vueltas.

Sin embargo, debes atender a tu posición en el percentil tras cada evaluación. Esta puntuación sí es más cercana a tu nota real en cada caso.

No te obsesiones con los percentiles, a veces puedes tener baches. No pasa nada. Sigue adelante y ponte metas.

El error de la cuarta vuelta

En la 4ª vuelta debes actualizar todo lo estudiado. Es importante porque, si has trabajado bien hasta este momento, puedes lograr subir bastantes netas. Pero si no, es difícil que mejores porque estarás agotado.

Esperamos que te sirvan estos consejos, que están basados en experiencias de estudiantes de MIR. Sabemos que cuando te preparas el MIR lo haces con muchas ganas de aprobar, pero para lograrlo, hazlo con mucha cabeza.