EnfermeríaSaludevolución del embarazo

El seguimiento y control de la evolución del embarazo  es una preocupación habitual entre las mujeres gestantes. El trabajo de las matronas son claves para solucionar dudas durante el embarazo semana a semana, aconsejar sobre cuidados en el embarazo a la mujer y llevar a cabo el necesario control embarazo a nivel personal y sanitario. Estas profesionales que se ocupan de la madre y del bebé desde la primera visita a la matrona hasta los cuidados postparto son actualmente una figura esencial en la estructura sanitaria y de atención a la mujer embarazada.

 

Evolución del embarazo, ¿cómo ayuda la matrona a la gestante en este tiempo?

El papel de la matrona como profesional de la sanidad encargada de seguir la evolución del embarazo de la mujer cada vez es más relevante. Poco tiene que ver con la figura que podemos ver en películas referidas a hace un siglo. Actualmente cómo ser matrona pasa por superar los estudios de enfermería en la rama de especialización correspondiente.

Esta formación hace que aumente la seguridad de la mujer. Al menos sobre cómo se lleva a cabo el control de la evolución del embarazo. Y también la confianza hacia la profesional encargado de aconsejarla, sobre todo para darle apoyo.

Prácticas habituales de asesoramiento y control

  • Aconsejando sobre las comidas para embarazadas más adecuadas para la madre y el bebé. Sobre todo desde un punto de vista de la salud y la adecuada evolución del embarazo.
  • Asesorando sobre los ejercicios durante el embarazo indicados para el mejor estado de salud y forma de la mujer sin que afecten de ninguna manera  al correcto desarrollo del feto.
  • Proporcionando información y consejo sobre hábitos de vida saludables para una correcta evolución del embarazo para la madre y el hijo.
  • Valorando los malestares del embarazo. Además proporciona los cuidados necesarios para aliviarlos, brindando el consejo preciso para que la mujer pueda cuidarse en estos aspectos.
  • Recomendando los cuidados adicionales que según su criterio profesional y los datos obtenidos en cada visita para el control de la evolución del embarazo sean adecuados. Por ejemplo, fisioterapia del embarazo, cuidados médicos, visita a consulta endocrinológica y otros.
  • Aconsejando sobre la necesidad de precauciones en el embarazo en distintos ámbitos.
  • Proporcionando información a la madre sobre la evolución del embarazo. También las pruebas médicas a las que debe someterse a lo largo del mismo.
  • Llevando a cabo los controles de salud básicos durante todo el ciclo del embarazo, así como del desarrollo del bebé  y valorando si son óptimos.
  • Ayudando a solucionar las dudas de la mujer sobre la evolución del embarazo. A su vez sobre el parto o sobre otras cuestiones relacionadas con la gestación y la salud.

 

Principales pruebas de control de la evolución del embarazo

Tanto la matrona como otros profesionales de la sanidad se encargarán de llevar a cabo las principales pruebas necesarias para controlar la evolución del embarazo de la mujer gestante así como para conocer el estado de salud de esta y de su hijo en los distintos trimestres de embarazo.

Las pruebas más frecuentes para el control de la salud de la mujer y el bebé son:

  • Test O’Sullivan y amniocentesis según la edad y antecedentes de la embarazada.
  • Analíticas de sangre y orina.
  • Control de tensión arterial y peso.
  • Ecografías.
  • Amnioscopia.
  • Tocografía.
  • Pruebas de nivel de azúcar en sangre.
  • Cribado de malformaciones en el feto.
  • Coombs indirecto.

La ayuda de profesionales sanitarios en el seguimiento de la evolución del embarazo reduce el riesgo para la madre y el bebé. A su vez favorecen la tranquilidad y confianza de la mujer gestante.