ConsejosSaluddejar de fumar

Dejar de fumar por hipnosis es algo que cada vez se plantean más personas. Conocidos sobradamente los efectos del tabaquismo, muchos se plantean cómo dejarlo. Las consecuencias del tabaquismo sobre el fumador pasivo impulsan a muchos fumadores a hacerlo cuando ven cómo afecta a su familia y entorno. Tú también puedes dejarlo. Pero, ¿es dejar de fumar por hipnosis la mejor opción para conseguirlo?

 

Dejar de fumar por hipnosis, ¿funciona?

A día de hoy, la hipnosis clínica no se considera un método fiable amparado por la ciencia. A pesar de las cifras de éxito que las clínicas y profesionales de los gabinetes para dejar de fumar por hipnosis esgrimen, no hay estudios serios concluyentes sobre este aspecto. Para muchos es una pseudociencia, para otros una realidad efectiva para abandonar el hábito de fumar y para otros un «sacacuartos».

¿La hipnosis clínica para dejar de fumar es efectiva por sí misma? También se considera que basa su éxito en el autoconvencimiento de la persona de que las sesiones de hipnosis están siendo efectivas para dejar el tabaco. ¿Se trata sencillamente de un efecto placebo?

Para los profesionales de la medicina, existen otros métodos más adecuados para dejar de fumar sobre los que sí hay datos de su éxito. Entre ellos los basados atacar directamente  hacia las causas del tabaquismo, como serían las terapias para desengancharse de la nicotina.

 

Los que abogan por la eficacia de dejar de fumar por hipnosis

  • Es un método personal y efectivo con elevadísimos niveles de éxito en unas pocas sesiones de trabajo.
  • Es una forma no molesta de dejar de fumar de modo efectivo.
  • Carece de efectos secundarios ni a nivel físico ni a nivel psicológico. Se puede afirmar que es un método seguro para abandonar el tabaquismo.
  • Es un método ideal para quienes han fracasado con los métodos terapéuticos convencionales.

 

Los que no creen en la efectividad de dejar de fumar por hipnosis

  • Dejar de fumar por hipnosis solo funciona cuando el paciente está convencido de que ha funcionado. Es puro efecto placebo, el autoconvencimiento de que ya no estás enganchado al tabaco.
  • No es un método científico ni forma alguna de demostrar que este tipo de terapias logran el efecto deseado.

 

Qué hacer si quieres dejar de fumar

Si eres consciente de los efectos negativos del tabaquismo sobre tu propia persona y sobre las que te rodean y has pensado en dejar de fumar, el primer paso es intentarlo de forma radical. Simplemente, deja de fumar. Ya sabemos que no es tan sencillo, pero hay personas a las que simplemente tomar esta decisión y llevarla a la práctica les sirve para dejar el tabaco.

Si no es efectivo contigo, pide ayuda médica. Puedes acudir a tu médico de familia y hacerle partícipe de tu decisión. Él te dará unas pautas y probablemente te derive a un especialista de la unidad de tabaquismo. También puedes acudir directamente a una clínica o profesional de la medicina especializado en tabaquisimo.

Aunque cada médico tiene un método de trabajo propio, lo más probable es que en primer lugar te haga un estudio de hábitos que le ayude a determinar qué método médico y/o farmacológico es el más adecuado para ayudarte a dejar el tabaco.

Es poco probable que dejar de fumar por hipnosis sea una opción que tu médico valore como apropiada. Si tu interés es este puedes comentarlo con él y recibir su asesoramiento y opinión. Valora la idoneidad de someterte a este tipo de terapias alternativas para dejar de fumar en tu caso.