AMIR
Rate this post

Verano de segundo de bachiller. Recibimos la nota de acceso a la universidad y tenemos la posibilidad de estudiar medicina, carrera vocacional muy demandada debido a su prestigio y las perspectivas laborales actuales. Hacemos la preinscripción en las universidades que más nos gustan y…¡un día nos llega la noticia que hemos sido admitidos como alumnos de medicina!

Tras seis largos años de carrera donde parece que no se puede estudiar más, llega el MIR, examen que nos pone al límite de nuestras capacidades pero que sirve para, por fin, poder formarnos como especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria (MFyC).

Durante los cuatro años de residencia nuestros conocimientos científicos, así como nuestras habilidades como médicos especialistas crecen preparándonos para un futuro cercano como médico adjunto.

Finalizado este periodo formativo nos toca enfrentarnos a una realidad, la inestabilidad laboral que sufrimos los médicos de familia, y en general de cualquier especialidad, hasta que conseguimos nuestra tan ansiada plaza fija tras aprobar la oposición de MFyC.

¿Y qué beneficio aporta la estabilidad laboral que nos ofrece aprobar la oposición de MFyC?

La principal razón debido al contrato indefinido obtenido al aprobar la oposición de MFyC es la posibilidad de conciliación de la vida laboral con la vida familiar y social gracias a un horario adecuado diario y sus correspondientes periodos de descanso semanal y anual (vacaciones, días de libre disposición y otro tipo de permisos como excedencias o maternidad…). En segundo lugar, nos permite obtener un salario digno de forma periódica y rigurosa dividido en 12 pagas más 2 extraordinarias, a las que se le añaden distintos complementos como trienios o carrera profesional. En tercer lugar, la posibilidad de promoción interna, que te permite conocer distintas áreas asistenciales de nuestra especialidad. Y por último, destacar que no hay nada más justo para acceder a un puesto de trabajo que una oposición en la cual no influye el género, la raza o la ideología de la persona opositora.

Por suerte, la situación actual en lo que respecta a las oposiciones sanitarias en España es favorable, ya que debido a la normativa de la Comunidad Europea la temporalidad en el empleo público debe reducirse de forma drástica hasta llegar al 8% con fecha de 31 de Diciembre de 2024. Debido a la Ley 20/2021, de 28 de Diciembre, de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público, se van a convocar distintos tipos de oposición (concurso oposición y concurso de méritos) con una periodicidad y frecuencia corta, pero sobre todo, con una gran oferta que va a permitir que también los profesionales con una corta vida laboral puedan optar a consolidar una plaza.

Pero como todos sabemos, conseguir una plaza en propiedad en el Sistema Nacional de Salud no es tarea sencilla. Desde AmirSalud te acompañamos en todo el proceso de estudio hasta la realización del examen. Para ello, disponemos de material actualizado y adaptado a las distintas Comunidades Autónomas, vídeo-clases impartidas por expertos en las distintas materias que nos ayudarán a comprender mejor el temario así como a resolver las dudas que puedan surgirnos durante el estudio, múltiples preguntas tipo test y exámenes reales OPE, así como un seguimiento por parte de los tutores que están a tu disposición durante todo el periodo de estudio.

El alto grado de satisfacción de los cursos de oposición AmirSalud se debe a la metodología que se adapta de forma individualizada teniendo como resultado un elevado porcentaje de

aprobados. Así mismo, la realización del curso te acredita con 60 créditos ECTS que van a incrementar tu currículum de cara a futuros concursos de méritos.

Por todo ello, te animamos a formar parte del colectivo AmirSalud, con todas las ventajas que conlleva, para conseguir tu objetivo en las próximas convocatorias. ¡Mucho ánimo y mucha suerte!