ConsejosSaludbebe prematuro

Un bebé prematuro de 28 semanas tiene más posibilidades de salir adelante que bebés prematuros de 6 meses, pero cada vez hay mejor pronóstico para estos bebés que nacen antes de lo adecuado para su desarrollo y crecimiento. No obstante, conocer las causas de parto prematuro y los síntomas de embarazo prematuro es clave para poder tomar las decisiones adecuadas para mejorar el bienestar y estado de salud de la mujer embarazada y su hijo, favoreciendo cómo evitar un parto prematuro.

 

Causas de parto prematuro más frecuentes

Hablamos de parto prematuro cuando el bebé nace entre la semana 21 y la semana 37 de embarazo. El desarrollo y crecimiento prematuro hace que todo su organismo no esté adecuadamente desarrollado, por lo que necesitará atención especial e incluso puede presentar problemas graves de salud y un desarrollo inmaduro.

Las causas de parto prematuro son muy variadas, pero estas son algunas de las más habituales:

Problemas de salud de la mujer gestante

Algunos problemas de salud de la madre son causantes del nacimiento prematuro del bebé. Estas pueden ser ocasionales o crónicas. Entre algunas de las enfermedades que pueden provocar esta situación están las infecciones urinarias, enfermedades renales, enfermedades cardiacas, diabetes, anemias graves o enfermedades tiroideas.

Alteraciones durante el embarazo

Causas de parto prematuro y preeclampsia son en muchas ocasiones causas de parto prematuro. Estas normalmente aparecen tras las 20 semanas de gestación por diversos motivos. Especialmente si la mujer ya sufría de problemas de tensión arterial con anterioridad al embarazo.

Alteraciones del útero

Entre ellas, el desprendimiento de placenta. Son problemáticas que solo ocasionalmente se detectan con anterioridad. Cuando se detecta este problema o el riesgo evidente de que aparezca suele prescribirse el reposo total de la mujer gestante.

La edad de la madre

La edad de la madre es una de las principales causas de parto prematuro contra la que no se puede luchar. Las madres demasiado jóvenes o de más edad tienen mayor riesgo de que esto ocurra. Por debajo de los 17 años y por encima de los 35 de edad materna, el riesgo de que el parto sea prematuro aumentan considerablemente.

El estado de la madre

Situaciones de estrés, depresión importante, sufrir maltrato, carencias alimentarias y nutricionales importantes, el consumo abusivo de tabaco, alcohol o drogas son algunas de las situaciones que afectan al estado de la embarazada y que pueden causar el parto prematuro.

Alteraciones en el feto

Algunas alteraciones en el feto como malformaciones cardíacas o cromosómicas o como las  infecciones intrauterinas son causas de parto prematuro.

Embarazo múltiple

Los embarazos múltiples tienen mayor probabilidad de acabar en un parto prematuro por diversos motivos. Especialmente si son de más de dos bebés.

Haber sufrido anteriormente partos prematuros

La mujer que ha tenido uno o varios partos prematuros tiene mayor probabilidad de que esto se repita en un nuevo embarazo. Por ello si es tu caso, debes extremar los cuidados en aquellos puntos en los que realmente puedes influir positivamente, evitando las causas de parto prematuro que puedan depender de tu estilo de vida.

Abuso del ejercicio físico

Una mujer gestante sin problemas de salud no tiene por qué hacer un reposo y puede seguir haciendo ejercicio físico. Pero siempre de forma adecuada a su estado. Determinados ejercicios son causas de parto prematuro al igual que abusar de este. Por ello es importante que te informes de qué tipo de ejercicio es el adecuado para ti y en qué medida deja de ser saludable.

Estas son las causas de parto prematuro más frecuentes. En algunas no podrás influir, pero otras está en tu mano evitarlas y conocerlas es clave para poder hacerlo. Por tu bien y el de tu bebé.